El Plan Nacional de Niñez y Adolescencia busca garantizar una vida mejor a niñas, niños y adolescentes de Paraguay

  • por

Desde la Coordinadora por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia (CDIA) resaltamos la importancia de contar con un Plan Nacional de Niñez y Adolescencia 2019-2024, que busca garantizar condiciones de vida digna a niñas, niños y adolescentes en nuestro país desde un abordaje integral, abarcando todas las dimensiones necesarias para que vivan libres de violencia y de pobreza.

La estadística oficial de Paraguay indica que el 35% de la población tiene entre 0 y 17 años de edad al 2020, que 33 de cada 100 niñas, niños y adolescentes viven en situación de pobreza en el 2019; que 42 nacidos vivos por día de adolescentes madres de entre 15 y 19 años reportó el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS) en 2019, y que 20 casos de hechos punibles hacia la niñez y la adolescencia por día en promedio ingresaron a la Fiscalía en 2019. Por tanto, tener un plan para la prevención y protección de la niñez y la adolescencia es una prioridad, a modo de cambiar estos indicadores que muestran un presente hostil y un futuro incierto para el valor más preciado de una sociedad: sus niñas, niños y adolescentes.

El plan busca prevenir y revertir las situaciones de violencia, brindando mayor y mejor protección a miles de niñas, niños y adolescentes que en este momento sufren el impacto de la crisis generada por la pandemia del COVID 19, lo cual implica graves retrocesos en cuanto al acceso a servicios básicos de calidad. El documento del plan es el primero elaborado desde que el área de niñez y adolescencia fue elevada a la categoría de Ministerio en el Paraguay (octubre 2018), por lo que –más que un plan sectorial- se trata de una herramienta a través de la cual el Estado paraguayo y todas sus instituciones coordinan y articulan de modo intersectorial e interinstitucional sus acciones programáticas para garantizar el cumplimiento de todos los derechos para todos los niños y todas las niñas.

Paraguay es un Estado Social de Derecho y, por lo tanto, sus políticas y acciones deben ser elaboradas desde una perspectiva de derechos humanos en función a los tratados internacionales firmados y ratificados por nuestro país: en este caso, la Convención sobre los Derechos del Niño y la Niña de Naciones Unidas y otros instrumentos jurídicos nacionales vigentes, que al ser ratificados por el Congreso Nacional han sido incorporados al sistema normativo nacional.

Destacamos el proceso participativo en el que fue elaborado el documento del plan liderado por el Ministerio de la Niñez y Adolescencia (MINNA), involucrando a organizaciones de la sociedad civil de promoción y defensa de los derechos de la niñez y la adolescencia con amplia trayectoria, a gobiernos locales y a las instituciones del Estado de nivel nacional que integran el Sistema de Protección y conforman el Consejo Nacional de Niñez y Adolescencia.

El abordaje de la protección integral se origina en la concepción misma de los derechos del niño y la niña, que se indica en el Código de la Niñez y la Adolescencia, parte del ordenamiento jurídico nacional, haciendo realidad el Artículo 54 de la Constitución Nacional, que expresa que la familia, la sociedad y el Estado son responsables del bienestar de niñas, niños y adolescentes.

Los principios y valores del Plan Nacional de Niñez y Adolescencia están en correlación plena con el ordenamiento jurídico nacional y los compromisos internacionales. De allí la importancia de la perspectiva de diversidad, que incluye la discapacidad, todas las formas de discriminación y también la interculturalidad, a modo de brindar cobertura a las necesidades especificas de niñas, niños y adolescentes indígenas, de comunidades afrodescendientes y de otras colectividades asentadas en el Paraguay.

Desde la CDIA instamos al Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial a generar todas las condiciones necesarias para la efectiva implementación del Plan Nacional de Niñez y Adolescencia 2019-2024, con presupuestos suficientes a nivel nacional y local, garantizando así un mayor bienestar de las niñas, niños y adolescentes de nuestro país, principalmente de los sectores más vulnerables.

11 de noviembre, 2020.

Consejo Directivo
CDIA Paraguay