Semana por los Derechos de la Niñez y la Adolescencia pone en debate cómo erradicar todas las formas de violencias hacia niñas, niños y adolescentes

  • por

Las diferentes formas de violencias que afectan a miles de niñas, niños y adolescentes en el Paraguay, que va en aumento con la pandemia de COVID-19 según datos oficiales, es uno de los desafíos que pone en el debate público la campaña Semana por los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes en su edición 26 , cuyo lanzamiento se realizó hoy en reunión virtual. Uno de los temas planteados fue la necesidad de incrementar la inversión para mejorar la prevención y protección del 35% de la población del país, que son las niñas, niños y adolescentes. La campaña de la Semana es impulsada por la Coordinadora de los Derechos de la Niñez y la Adolescencia (CDIA) en alianza con varias instituciones públicas, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNICEF), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y Organizaciones de la Sociedad Civil.

Las palabras de apertura estuvieron a cargo de la adolescente Ornella Gómez, del Comité de Jóvenes Sol Naciente 2 de la ciudad de Villeta (Departamento Central); el señor Rafael Obregón, representante de UNICEF; la señora Rocío Galiano Marés, representante Nacional del UNFPA, la ministra de la Niñez y Adolescencia, señora Teresa Martínez; la ministra del Trabajo, Empleo y Seguridad Social, señora Carla Bacigalupo, la señora Norma Fierro, gerente de Programas de la Organización Plan Paraguay, y la viceministra de Protección del Ministerio de la Mujer, Liliana Zayas. El director ejecutivo de CDIA, Aníbal Cabrera-Echeverría, realizó las palabras de cierre.

Fierro subrayó su preocupación por el crecimiento de la violencia hacia niñas, niños y adolescentes, y planteó debatir formas radicales para su eliminación. Rocío Galiano resaltó la importancia de los diálogos intergeneracionales propuestos en la metodología de esta edición Nº 26 de la Semana por los Derechos de la Niñez y la Adolescencia, que se basa en la participación protagónica de niñas, niños y adolescentes de diversas localidades del país.

La ministra Teresa Martínez, destacó que “es una semana para reflexionar, evaluarnos y escuchar a niñas, niños y adolescentes sobre cómo nos ven, qué estamos haciendo para dar cumplimiento efectivo a sus derechos”. Expresó que “ese rol es esperanzador porque nos hace ver si realmente estamos trabajando para el cumplimiento de todos los derechos para todas las niñas, niños y adolescentes de nuestro país”.

Aníbal Cabrera-Echeverría, director ejecutivo de CDIA, indicó que es tiempo de tomar decisiones de políticas públicas basadas en evidencia, dar respuestas de servicios público sobre una base científica, e incrementar de modo fuerte la inversión pública en niñez y adolescencia, en los tres niveles de Gobierno; y este es un compromiso que tienen que tomar los tres poderes del Estado: el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial.

La presentación de la campaña estuvo a cargo de la adolescente Ornella Gómez y del adolescente Jonathan Vazquez, integrante de la Coordinación Nacional de Niñas, Niños y Adolescentes Trabajadores (CONNATS). La participación de niñas, niños y adolescentes es un aspecto central de esta edición 26 de la campaña, que busca construir ciudadanía activa en un grupo de población que debe convivir en una sociedad democrática, respetuosa de la diversidad y vigilante del cumplimiento de todos los derechos humanos para todas las personas.

En el último tramo de la presentación de la Campaña se registraron dificultades debido al ingreso de un hacker, situación que derivó en un “zoombombing” y la posterior generación de una nueva sala virtual para continuar con la actividad, según el programa previsto. Esta situación inesperada evidencia que todos los mecanismos de protección en el mundo virtual, por más activos que estén, son vulnerables. A la vez, lo ocurrido contribuye a la discusión sobre el alto nivel de exposición al peligro en el que se encuentran miles de niñas, niños y adolescentes.

Desde las instituciones que trabajan con la niñez y la adolescencia, se pretende generar una revisión de los protocolos para incrementar las medidas de seguridad en el trabajo virtual.