Posicionamiento público sobre la propuesta del impuesto al tabaco, que destina un porcentaje a programas de salud pública, educación y las CODENI

La Coordinadora por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia (CDIA) de Paraguay, red que articula a más de 30 organizaciones de la sociedad civil del país en acciones de promoción, defensa, vigilancia, exigibilidad e incidencia en el ámbito de los derechos humanos de la niñez y la adolescencia; expresa cuanto sigue:

 

  1. El Código de la Niñez y la Adolescencia, adoptado en el año 2001 (Ley N° 1680/01), incorporó el enfoque de derechos humanos en la atención a las niñas, niños y adolescentes, grupo de población que en el 2016 llegó a ser más de un 36% del país.

 

  1. Las obligaciones y responsabilidades de protección a la niñez y adolescencia fueron así transferidas desde el nivel nacional al local, a partir de la desconcentración de competencias, siendo los gobiernos locales la puerta de entrada del Sistema Nacional de Promoción y Protección Integral de Derechos de la Niñez y la Adolescencia (SNPPI), sin embargo esto no fue acompañado con una real descentralización de los recursos.

 

  1. Las CODENI (Consejerías Municipales por los Derechos del Niño) tienen el mandato legal de la prevención, para así evitar que las niñas, niños y adolescentes sean excluidos de los sistemas de cuidado, de protección social (salud, educación, etc.) y que tampoco sean víctimas de diversas formas de violencias o entren en conflicto con la ley penal.

 

  1. En la actualidad, del total de 255 municipios en el país, al menos 211 cuentan con los servicios de una CODENI, demostrando así –aún con muchas debilidades– su co-responsabilidad en la atención a este grupo de población que precisa ser el más visibilizado y el mejor atendido. Sin embargo, esto no será posible sin un presupuesto real para realizar su labor adecuadamente y según lo indicado por el marco legal vigente.

 

  1. El proyecto de ley de “impuesto selectivo al tabaco”, pendiente de estudio en el Congreso, es una gran oportunidad para empezar a poner fin a esta omisión, destinando al menos el 10% de lo obtenido del impuesto al tabaco a las municipalidades para el fortalecimiento de los programas de las CODENI.

 

Instamos a las y los parlamentarios a priorizar en sus agendas a la niñez y la adolescencia, sancionando esta modificación legislativa; y que con su entrada en vigencia se prevean la existencia de controles cruzados que garanticen la transparencia, el acceso a la información pública y la participación ciudadana, con apoyo de las organizaciones de la sociedad civil y en coordinación interinstitucional e intersectorial en los tres niveles de gobierno.

 

Consejo Directivo

CDIA Paraguay

 

Contactos:

Miguel Fleitas, Consejo Directivo CDIA

(0961) 490 995

Aníbal Cabrera, Dirección Ejecutiva CDIA

(0971) 914 915

Posicionamiento público sobre la necesidad de contar con una Educación Integral de la Sexualidad en el sistema educativo nacional de Paraguay

En Paraguay cada día nacen dos bebés de niñas de entre 10 y 14 años de edad, todas han sido víctimas de abusos sexuales por parte de personas adultas; es urgente tener un diálogo social y político serio como sociedad para poner fin a la violencia hacia la niñez y la adolescencia – en todas sus formas -, junto con la importancia de tener las herramientas pedagógicas necesarias para la prevención, mecanismos de autocuidado y protección de las niñas y los niños en Paraguay.

Ante el sesgado actuar sobre el tema por parte de las autoridades del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC), las organizaciones de derechos humanos firmantes, recordamos que:

1. El artículo 73 de la Constitución Nacional, señala como uno de los fines de la educación el de “eliminar los contenidos educativos de carácter discriminatorio”; y el artículo 14 del Código de la Niñez y la Adolescencia, señala que “el Estado, con la activa participación de la sociedad y especialmente la de los padres y familiares, garantizará servicios y programas de salud y educación sexual integral del niño y del adolescente, que tiene derecho a ser informado y educado de acuerdo con su desarrollo, a su cultura y valores familiares”.

2. Las acciones del MEC deben orientarse hacia la profundización de las causas e implicancias sociales y culturales que subyacen en la normalización de la violencia hacia la niñez y el abuso sexual en nuestra sociedad, tomando medidas educativas sobre una base científica y con enfoque de derechos humanos, que permitan brindar herramientas según del desarrollo evolutivo de cada niñas y niño.

3. La importancia de promover y sostener espacios de diálogos entre diferentes sectores de la sociedad acerca de las cuestiones complejas que enfrentamos como país; fomentando la vigencia de los derechos humanos, en el marco de la institucionalidad democrática y la garantía de una convivencia diversa por medio de un Estado laico.

4. Es prioritaria una educación de calidad, pública, laica, diversa y democrática, sustentada en la carta de principios de los derechos humanos. Erradicando así todas las formas de violencias, exclusión y discriminación a las personas que habitan el territorio nacional.

5. Las políticas públicas nacionales no pueden hacer coro fácil a discursos de odio que no reconocen la dignidad intrínseca de toda persona, convirtiéndose así en una herramienta de poder que pone obstáculos para la realización cotidiana de los derechos humanos.

6. La función clave de la educación es la tarea de la ampliación progresiva de la cultura de derechos humanos en nuestra sociedad, es necesario generar una propuesta de educación integral de la sexualidad, sobre una base científica y con enfoque de derechos humanos.

El derecho a la educación no es un derecho a cualquier educación, menos sesgada por valores propios del ámbito privado o basadas en creencias no científicas; y no puede definirse por criterios personales de ninguna autoridad, y más si los mismos no están en consonancia con la Constitución Nacional. El ocultar materiales educativos no modifica la realidad ni esconde la situación de la niñez y la adolescencia en Paraguay. Es tiempo de romper el oscurantismo en la educación paraguaya.

Contactos:

Aníbal Cabrera, CDIA. 0971 914915
Óscar Ayala, CODEHUPY. 0971 284292
Cristina Coronel, Serpaj Paraguay. 0981 516033

cdia-serpaj-codehupy

Posicionamiento público de la CDIA sobre el incendio en el Centro Educativo de CDE y la situación de los y las adolescentes privados de libertad en Paraguay

Ante los hechos acontecidos en la mañana del 13 de septiembre de 2017, cuando un grupo de adolescentes privados de libertad realizaron una protesta por las malas condiciones de vida y malos tratos al interior del “Centro Educativo” de Ciudad del Este (Dpto. de Alto Paraná, Paraguay); que derivó en un incendio, con 14 adolescentes afectados por humo y el fuego [1], y la posterior muerte de uno de ellos [2], de un total de 42 adolescentes presentes en el lugar; manifestamos cuanto sigue:

  1. Solidaridad con los adolescentes afectados por la tragedia y sus familias, todas ellas víctimas de un modelo de desarrollo excluyente que genera violencia estructural, y normaliza el mal trato, condiciones de vida inhumanas e incluso las torturas.
  2. Preocupación por las constantes situaciones de protestas y fugas en los mal llamados “Centros Educativos”, a cargo del Ministerio de Justicia dependiente del Poder Ejecutivo, cuyas autoridades principales y funcionarios públicos no prestan el debido cuidado y protección que requieren los y las adolescentes privados de libertad, que es responsabilidad del Estado paraguayo.
  3. Recordamos que en septiembre de 2004, hace 16 años, el Estado paraguayo fue condenado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) por la violación los derechos humanos de más de 4.000 adolescente privados de libertad en el Instituto de Reeducación del Menor “Panchito López” [3]; entre estas violaciones se encuentra la muerte de 12 adolescentes en un incendio en el año 2001. El Paraguay asumió el compromiso internacional de aplicar medidas de no repetición ante estos hechos.
  4. El Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (MNP), tras su visita de seguimiento en 2016 recomendó [4]“solicitar una inspección de los extintores de incendio […] y desarrollar las acciones pertinentes para que los mismos estén en condiciones para ser utilizados”, y “elaborar un plan de evacuación para casos de incendio y otros siniestros”.
  5. En su mayoría los y las adolescentes en privación de libertad no cuentan con un proceso judicial justo y de acuerdo a su contexto y desarrollo biosicosocial. El acceso a la justicia no está garantizado de modo adecuado, tiene un alto sesgo punitivo antes que educativo y de reinserción, dado que el modelo de justicia restaurativa no es aplicado a cabalidad por los y las operadores de justicia, debido a la baja especialización de estos.

Las diversas situaciones que viven los y las adolescentes en privación de libertad, son responsabilidad del Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial, pues existe una deuda histórica del Estado paraguayo hacia el acceso a la justicia de este grupo de población, al no destinar los recursos necesarios que permitan un abordaje integral. Es tiempo de dejar de lado las excusas y cumplir en su totalidad la condena de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en temas de justicia penal adolescente.

 

Asunción, 15 de septiembre de 2017

 

Consejo Directivo

CDIA Paraguay

 

Contactos:

Aníbal Cabrera – (0971) 914 915

Miguel Fleitas – (0961) 490 995


[1] Motín e incendio en correccional de menores del Este deja 14 heridos. Ver en: http://www.abc.com.py/edicion-impresa/judiciales-y-policiales/motin-e-incendio-en-correccional-de-menores-del-este-dejan-14-heridos-1631663.html

[2] Muere adolescente quemado en un motín en CDE y cuatro están graves. Ver en: http://www.ultimahora.com/muere-adolescente-quemado-un-motin-cde-y-cuatro-estan-graves-n1107956.html

[3] Caso Panchito vs. Paraguay, Corte Interamericana de DH. Sentencia del 02 de septiembre de 2004. Ver en:  http://www.corteidh.or.cr/cf/Jurisprudencia2/ficha_tecnica.cfm?nId_Ficha=221&lang=e

[4] Informes de visitas de seguimiento del MNP al Centro Educativo de CDE en 2016. Ver en: http://www.mnp.gov.py/index.php/repository/informes-de-monitoreo-y-seguimiento/centros-educativos/func-startdown/230/

Arapoty: contínuo fortalecimiento para la prevención y el combate a la trata de personas en Ñeembucú

En el marco del proyecto Arapoty, conjuntamente con el Ministerio de la Mujer, la Secretaría Nacional de la Niñez y la Adolescencia (SNNA) y la Secretaría de la Mujer de la Gobernación del Ñeembucú, y con el apoyo del Ministerio Público, fue desarrollado el “Taller de Fortalecimiento de las Mesas Departamentales de Prevención y Combate a la Trata de Personas”, en el Departamento de Ñeembucú, los días jueves 16 y viernes 17 de marzo, en la sede de la gobernación, ubicada en la ciudad de Pilar; presentado en una jornada de formación y una jornada de trabajo, respectivamente.

El jueves 16, durante la jornada de trabajo, la Lic. Mónica Zayas, de la Dirección General de Combate a la Trata de Mujeres (DGCTM) del Ministerio de la Mujer, tuvo a su cargo la presentación y revisión junto con la Mesa Departamental del “Plan de Trabajo Departamental de Prevención de Combate a la Trata de Personas”, que ya fue validado y aprobado en octubre del año 2016. El Plan de Trabajo constituye una guía de acción sostenida en 4 ejes principales: prevención, detección, represión y sanción, y atención a las personas afectadas por la trata de personas.

Asimismo, el “Protocolo General para la Atención de Personas afectadas por la Trata en el Paraguay”, que establece el circuito de intervención y atención ante casos que puedan constituirse en trata de personas, fue presentado por la Lic. Luz Gamelia Ibarra, Directora General de la DGCTM – Ministerio de la Mujer, y la Lic. Elvira Santos, Coordinadora del Programa de Atención Integral a Víctimas de Trata y Explotación Sexual – SNNA.

En la jornada de formación del viernes 17, fueron presentadas la Ley 4788/2012 “Integral contra la trata”, como marco normativo nacional, esta presentación estuvo a cargo de de la Abogada Magdalena Quiñonez, Directora de la Unidad Especializada en la Lucha contra la Trata de Personas en el Ministerio Público. Además se hizo una lectura conjunta del Reglamento de la Mesa Interinstitucional para la Prevención y Combate a la Trata de Personas en la República del Paraguay, de reciente aprobación.

El taller contó con la participación de representantes de la Gobernación del Departamento de Ñeembucú, Dirección General de Migraciones del Ministerio del Interior, el Ministerio de la Defensa Pública, la Secretaría  el Ministerio Público, la Policía Nacional, el Hospital Regional del Pilar, la Municipalidad y la Codeni de Pilar, la Prefectura Naval; estudiantes de la Universidad Nacional del Pilar; y organizaciones de la sociedad civil con intervención a nivel local.

Las actividades se han realizado en el marco del  proyecto Arapoty – Fortaleciéndonos contra la trata de niñas, niños y adolescentes, implementado por la CDIA, Global Infancia (Paraguay), Universidad Nacional de Villa María (Córdoba, Argentina) y Conexx – Europe (Bruselas, Bélgica), co-financiado por la Unión Europea.

El proyecto “Arapoty”, tiene como objetivo promover la aplicación e implementación eficaz de leyes, planes y programas vigentes en materia de trata de personas con enfoque de género, específicamente de niñas, niños y adolescentes, y el monitoreo de los mismos por parte de la sociedad civil; para la promoción, prevención, y protección integral de los niños, niñas y adolescentes victimizados por la trata de personas en Paraguay.

COMUNICADO: Violencia en Paraguay afecta a 6 de cada 10 niños y niñas anualmente

COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA

Desde la Coordinadora por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia (CDIA), red de organizaciones de la sociedad civil que trabajan en la defensa, promoción, vigilancia y exigibilidad de los derechos de la niñez y la adolescencia en Paraguay, recordamos cuanto sigue:

Anualmente, 6 de cada 10 niños o niñas en el país ha sufrido algún tipo de violencia¹, principalmente perpetrado en su entorno más cercano. Los constantes hechos de violencia hacia la niñez y la adolescencia, y en particular hacia quienes se encuentran en situación de “criadazgo”, son prácticas que se constituyen en reflejos de la nuestra actual sociedad y de la normalización de la violencia en Paraguay, la cual es ejercida principalmente hacia las niñas en todas las formas terribles que se puedan dar.

En lo que se refiere al Criadazgo, debe ser identificado y reconocido como una de las peores formas de esclavitud en la actualidad, y que se constituye en una práctica socioeconómica que existe históricamente en el país. Esta forma moderna de esclavitud que consume la vida de cerca de 47.000 niñas, niños y adolescentes (NNA) en Paraguay². Ante la ausencia de un Sistema de Protección Social efectivo, acorrala a las personas, familias y comunidades en situación de pobreza, haciendo de ellas presa fácil de las redes criminales, como son las redes de trata de personas. La trata que afecta a niñas, niños y adolescentes, con fines de explotación laboral y sexual, sigue sumiendo a una gran parte de la población rural, indígena y suburbana.

Por su parte, el “Sistema Nacional de Protección y Promoción Integral a la Niñez y la Adolescencia” se encuentra descentralizado en sus competencias a nivel local, pero no en los recursos; por lo tanto no tiene capacidad para abordar las diversas situaciones de violencia en la que viven miles de niños, niñas y adolescentes en Paraguay. La violencia hacia la niñez y adolescencia no tiene clase social; es una práctica cultural aceptada en nuestro país, acompañada por el silencio criminal.

Por lo anterior, desde la CDIA solicitamos una vez más a las autoridades nacionales de los tres poderes del Estado -Ejecutivo, Legislativo y Judicial- y a las autoridades locales (gobernaciones y municipios) con suma urgencia cuanto sigue:
1. ESTANDARIZAR la legislación nacional sobre las penas en actos de violencia hacia la niñez y la adolescencia.
2. AUMENTAR la inversión pública en el Sistema Nacional de Protección y Promoción Integral a la Niñez y la Adolescencia, en sus niveles nacional, departamental y local;
3. PROMOVER políticas públicas que tiendan a la prevención de la separación de niños y niñas de su entorno familiar.
4. FORTALECER las capacidades de los equipos técnicos de las CODENIS en todos los municipios del país, con mayor corresponsabilidad con la SNNA, y en coordinación con los gobiernos departamentales.
5. AGILIZAR las investigaciones y resoluciones de procesos judiciales de casos que involucran violencia hacia la niñez y la adolescencia.
6. GENERAR acciones concretas para la abolición de las prácticas de criadazgo en el Paraguay y dejar de lado la normalidad de la violencia en todas sus formas.

Recordamos que ante situaciones que pongan en riesgo la vida de niños, niñas y adolescentes, la ley debe aplicarse de forma irrestricta, a fin de equilibrar la profunda asimetría de los actos de violencia de personas adultas hacia la niñez y la adolescencia, no sólo en términos físicos sino también psicológicos. La responsabilidad ante lo que le suceda a una niña o niño víctima es absoluto cargo de la persona adulta, no se puede imputar responsabilidad alguna en las víctimas.

A un año de la muerte de Carolina Marín, adolescente en situación de criadazgo que fue asesinada en la ciudad de Vaquería, Caaguazú, reafirmamos nuestras voces para exigir una justicia imparcial y ejemplar.

¡Es tiempo de erradicar de manera urgente los actos de violencia hacia niñas, niños y adolescentes en el Paraguay!
¡Es tiempo de dejar el silencio!

Consejo Directivo
CDIA Paraguay

Contactos:
Maribel Mercado, Secretaría General – (0985) 523 938
Aníbal Cabrera Echeverría, Dirección Ejecutiva – (0971) 914 915


¹(2011) Estudio sobre maltrato infantil en el ámbito familiar. Paraguay – https://www.unicef.org/paraguay/spanish/py_resources_estudio_maltrato.pdf

²(2013) Encuesta Nacional de Actividades de Niños, Niñas y Adolescentes 2011: Magnitud y características del trabajo infantil y adolescente en el Paraguay – http://www.ilo.org/ipec/Informationresources/WCMS_IPEC_PUB_22015/lang–es/index.htm