Taller para el fortalecimiento de capacidades de organizaciones defensoras de DDHH

Realizamos la primer jornada del “Taller sobre Cuestiones Básicas de Protección de Derechos Humanos”, el jueves 9 de noviembre, en el Hotel Villa Morra Suites de la ciudad de Asunción, co-organizado por la Oficina para América del Sur del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) y la CDIA.

A través de espacios de formación como el Taller, la CDIA y el ACNUDH buscan fortalecer las capacidades de las organizaciones de la sociedad civil en la promoción, protección y defensa de los derechos humanos en el Paraguay.

Durante la jornada fue realizada una introducción general al marco legal de reconocimiento de derechos humanos, sus principios, sus características y su clasificación, así como una presentación sobre qué es sistema universal de promoción y protección de los Derechos Humanos.

La presentación de la actividad estuvo a cargo de Iris Rojas Recalde, oficial a cargo de la sección Paraguay del ACNUDH, y de Aníbal Cabrera Echeverría, Director Ejecutivo de la CDIA.

Niñez en la agenda para las elecciones 2018: construyendo un acuerdo para poner fin a las violencias hacia la niñez y la adolescencia en Paraguay

Organizaciones Integrantes de la CDIA se reunieron, este jueves 2 de noviembre en la sala de reuniones de la coalición, a fin de dar continuidad al Análisis de Coyuntura de cara a las Elecciones Generales de 2018, con el objetivo realizar una lectura del escenario político y social actual, y así consensuar el rol y las áreas de prioritarias que tendrá la red en este contexto.

Esta iniciativa de la CDIA busca recoger insumos para formular una agenda que visibilice la necesidad imperiosa de poner fin a todas las formas de violencias que afectan a la niñez y la adolescencia del Paraguay, en particular a niñas y adolescentes de comunidades rurales e indígenas.

A partir de la agenda consensuada serán impulsadas acciones de incidencia para la protección y promoción del derecho que tienen las niñas, niños y adolescentes de nuestro país a una vida digna y libre de violencias, responsabilidad de las autoridades nacionales y locales, asentada en el marco normativo nacional y en los acuerdos internacionales suscritos por el Estado paraguayo, como la Agenda 2030, que en el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 16, meta 16.2 establece que antes del año 2030 el Paraguay deberá de poner fin al maltrato, la explotación, la trata y todas las formas de violencia y tortura contra los niños.

Esta acción es una iniciativa de la CDIA en el marco del Proyecto “Acuerdo ciudadano para poner fin a la violencia hacia la niñez en Paraguay”, que cuenta con el apoyo del Gobierno de Canadá a través del Fondo Canadá para Iniciativas Locales (FCIL), 2017-2018.

Posicionamiento público sobre la necesidad de contar con una Educación Integral de la Sexualidad en el sistema educativo nacional de Paraguay

En Paraguay cada día nacen dos bebés de niñas de entre 10 y 14 años de edad, todas han sido víctimas de abusos sexuales por parte de personas adultas; es urgente tener un diálogo social y político serio como sociedad para poner fin a la violencia hacia la niñez y la adolescencia – en todas sus formas -, junto con la importancia de tener las herramientas pedagógicas necesarias para la prevención, mecanismos de autocuidado y protección de las niñas y los niños en Paraguay.

Ante el sesgado actuar sobre el tema por parte de las autoridades del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC), las organizaciones de derechos humanos firmantes, recordamos que:

1. El artículo 73 de la Constitución Nacional, señala como uno de los fines de la educación el de “eliminar los contenidos educativos de carácter discriminatorio”; y el artículo 14 del Código de la Niñez y la Adolescencia, señala que “el Estado, con la activa participación de la sociedad y especialmente la de los padres y familiares, garantizará servicios y programas de salud y educación sexual integral del niño y del adolescente, que tiene derecho a ser informado y educado de acuerdo con su desarrollo, a su cultura y valores familiares”.

2. Las acciones del MEC deben orientarse hacia la profundización de las causas e implicancias sociales y culturales que subyacen en la normalización de la violencia hacia la niñez y el abuso sexual en nuestra sociedad, tomando medidas educativas sobre una base científica y con enfoque de derechos humanos, que permitan brindar herramientas según del desarrollo evolutivo de cada niñas y niño.

3. La importancia de promover y sostener espacios de diálogos entre diferentes sectores de la sociedad acerca de las cuestiones complejas que enfrentamos como país; fomentando la vigencia de los derechos humanos, en el marco de la institucionalidad democrática y la garantía de una convivencia diversa por medio de un Estado laico.

4. Es prioritaria una educación de calidad, pública, laica, diversa y democrática, sustentada en la carta de principios de los derechos humanos. Erradicando así todas las formas de violencias, exclusión y discriminación a las personas que habitan el territorio nacional.

5. Las políticas públicas nacionales no pueden hacer coro fácil a discursos de odio que no reconocen la dignidad intrínseca de toda persona, convirtiéndose así en una herramienta de poder que pone obstáculos para la realización cotidiana de los derechos humanos.

6. La función clave de la educación es la tarea de la ampliación progresiva de la cultura de derechos humanos en nuestra sociedad, es necesario generar una propuesta de educación integral de la sexualidad, sobre una base científica y con enfoque de derechos humanos.

El derecho a la educación no es un derecho a cualquier educación, menos sesgada por valores propios del ámbito privado o basadas en creencias no científicas; y no puede definirse por criterios personales de ninguna autoridad, y más si los mismos no están en consonancia con la Constitución Nacional. El ocultar materiales educativos no modifica la realidad ni esconde la situación de la niñez y la adolescencia en Paraguay. Es tiempo de romper el oscurantismo en la educación paraguaya.

Contactos:

Aníbal Cabrera, CDIA. 0971 914915
Óscar Ayala, CODEHUPY. 0971 284292
Cristina Coronel, Serpaj Paraguay. 0981 516033

cdia-serpaj-codehupy

Posicionamiento público de la CDIA sobre el incendio en el Centro Educativo de CDE y la situación de los y las adolescentes privados de libertad en Paraguay

Ante los hechos acontecidos en la mañana del 13 de septiembre de 2017, cuando un grupo de adolescentes privados de libertad realizaron una protesta por las malas condiciones de vida y malos tratos al interior del “Centro Educativo” de Ciudad del Este (Dpto. de Alto Paraná, Paraguay); que derivó en un incendio, con 14 adolescentes afectados por humo y el fuego [1], y la posterior muerte de uno de ellos [2], de un total de 42 adolescentes presentes en el lugar; manifestamos cuanto sigue:

  1. Solidaridad con los adolescentes afectados por la tragedia y sus familias, todas ellas víctimas de un modelo de desarrollo excluyente que genera violencia estructural, y normaliza el mal trato, condiciones de vida inhumanas e incluso las torturas.
  2. Preocupación por las constantes situaciones de protestas y fugas en los mal llamados “Centros Educativos”, a cargo del Ministerio de Justicia dependiente del Poder Ejecutivo, cuyas autoridades principales y funcionarios públicos no prestan el debido cuidado y protección que requieren los y las adolescentes privados de libertad, que es responsabilidad del Estado paraguayo.
  3. Recordamos que en septiembre de 2004, hace 16 años, el Estado paraguayo fue condenado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) por la violación los derechos humanos de más de 4.000 adolescente privados de libertad en el Instituto de Reeducación del Menor “Panchito López” [3]; entre estas violaciones se encuentra la muerte de 12 adolescentes en un incendio en el año 2001. El Paraguay asumió el compromiso internacional de aplicar medidas de no repetición ante estos hechos.
  4. El Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (MNP), tras su visita de seguimiento en 2016 recomendó [4]“solicitar una inspección de los extintores de incendio […] y desarrollar las acciones pertinentes para que los mismos estén en condiciones para ser utilizados”, y “elaborar un plan de evacuación para casos de incendio y otros siniestros”.
  5. En su mayoría los y las adolescentes en privación de libertad no cuentan con un proceso judicial justo y de acuerdo a su contexto y desarrollo biosicosocial. El acceso a la justicia no está garantizado de modo adecuado, tiene un alto sesgo punitivo antes que educativo y de reinserción, dado que el modelo de justicia restaurativa no es aplicado a cabalidad por los y las operadores de justicia, debido a la baja especialización de estos.

Las diversas situaciones que viven los y las adolescentes en privación de libertad, son responsabilidad del Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial, pues existe una deuda histórica del Estado paraguayo hacia el acceso a la justicia de este grupo de población, al no destinar los recursos necesarios que permitan un abordaje integral. Es tiempo de dejar de lado las excusas y cumplir en su totalidad la condena de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en temas de justicia penal adolescente.

 

Asunción, 15 de septiembre de 2017

 

Consejo Directivo

CDIA Paraguay

 

Contactos:

Aníbal Cabrera – (0971) 914 915

Miguel Fleitas – (0961) 490 995


[1] Motín e incendio en correccional de menores del Este deja 14 heridos. Ver en: http://www.abc.com.py/edicion-impresa/judiciales-y-policiales/motin-e-incendio-en-correccional-de-menores-del-este-dejan-14-heridos-1631663.html

[2] Muere adolescente quemado en un motín en CDE y cuatro están graves. Ver en: http://www.ultimahora.com/muere-adolescente-quemado-un-motin-cde-y-cuatro-estan-graves-n1107956.html

[3] Caso Panchito vs. Paraguay, Corte Interamericana de DH. Sentencia del 02 de septiembre de 2004. Ver en:  http://www.corteidh.or.cr/cf/Jurisprudencia2/ficha_tecnica.cfm?nId_Ficha=221&lang=e

[4] Informes de visitas de seguimiento del MNP al Centro Educativo de CDE en 2016. Ver en: http://www.mnp.gov.py/index.php/repository/informes-de-monitoreo-y-seguimiento/centros-educativos/func-startdown/230/

Caso CEI: Inicia juicio y forense afirma que no solo fueron utilizados balines de goma en los disparos hechos contra los adolescentes

En la mañana de este martes 1 de agosto dio inicio el juicio oral y público por el caso del presunto asesinato de dos adolescentes privados de libertad en el Centro Educativo Integral de Itauguá (CEI), por parte de dos ex guardias perimetrales de la institución, ocurrido en abril de 2014. El proceso fue elevado a juicio oral y público el 22 de junio de 2015, pero se hallaba suspendido desde diciembre de 2016.

Las partes involucradas en el proceso penal comparecieron ante el Tribunal de Sentencias integrado por la jueza Alicia Orrego Pérez, en calidad de Presidenta, junto con los magistrados Lilian Flores Negri y Rubén Morínigo, en calidad de miembros, de la Circunscripción Judicial de Central, de la ciudad de Luque.

Un testimonio clave durante la audiencia fue el del Dr. Pablo Lemir, médico forense y Director de Medicina Legal y Ciencias Forenses del Ministerio Público, quien afirmó que las balas extraídas de los cuerpos de las víctimas adolescentes no correspondían a balines de goma, sino a materiales metálicos; con lo cual se descarta la posibilidad de que los disparos realizados solo corresponden a las armas reglamentarias permitidas en los Centros Educativos.

La acusación por parte del Ministerio Público está a cargo de la Fiscal Adriana Patricia Soledad González, de la Unidad Fiscal Nro. 1 de Itauguá; por su parte, la querella adhesiva criminal formulada desde la Coordinadora por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia (CDIA) y la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (Codehupy) es llevada por la Abg. Natalia Rodríguez y la Abg. Sonia Von Leppel, respectivamente.

ANTECEDENTES

El 21 de abril de 2014, una medida de protestas fue realizada por los adolescentes privados de libertad en el CEI, como medida de protesta ante las constantes situaciones de maltratos físicos y verbales, la mala calidad de la alimentación, la falta de insumos de básicos de higiene y aseo, entre otros.

Luego de que fuera desactivado un motín con quema de colchones al interior del CEI, los adolescentes Francisco Daniel Rojas Insfrán (16) y Néstor Javier Duarte Rodríguez (17) habrían sido asesinados por guardias que realizaron disparos con armas de fuego contra un grupo de adolescentes privados de libertad.

Accedé a más información sobre el caso en nuestro apartado #NosPrivanDerechos: https://goo.gl/FTwBjL