El juicio del caso Curuguaty es un “circo montado para condenar a todos”, afirma abogada

icon-juicio-del-caso-curuguaty

Mirta Moragas, una de las abogadas defensoras de RRVO, rechaza que tribunal no especializado en temas de niñez y adolescencia juzgue a joven que en el momento de producirse la masacre de Curuguaty era menor de edad.

Moragas rechazó en primer lugar que el juicio de RRVO –acusada de invasión de inmueble ajeno, asociación criminal y homicidio doloso en grado de complicidad– se realice de manera paralela al juicio de los adultos y con la intervención del mismo tribunal. Esto luego de que el juicio de la joven, inicialmente programado para el 21 de abril, fuera pospuesto para el 26 de junio, el mismo día en que serán juzgados los adultos.

“No puede ser que el mismo tribunal juzgue a la vez a los adultos y adolescentes, primero a la mañana y luego a la tarde. Esto es un desconocimiento del derecho adolescente”, expresó. El tribunal está conformado por Benito Ramón González, Ramón Trinidad Zelaya y Carlos Alberto Martínez, ninguno de los cuales es competente en derecho de la niñez y la adolescencia.

El juicio es un “circo montado para condenar a todos”, denunció la defensora al mencionar que ninguno de los jueces pertenece al fuero de la adolescencia.  Añadió que esta es una de las tantas irregularidades, ya que no se aplicará el criterio de especialidad que corresponde a los adolescentes según el sistema garantista paraguayo.

Incidentes

La abogada también recordó que el pasado 10 de abril presentaron dos incidentes contra el proceso. Primero, el de la prejudicialidad, mediante el cual se plantea que el juicio no puede seguir mientras no se resuelva a quién pertenecen las tierras. Esto debido a que si las tierras son públicas quedan invalidados los cargos de invasión de inmueble y asociación criminal.

Mediante el segundo incidente se pide la nulidad de todo el proceso, pues la adolescente nunca fue sometida a un test sicosocial que determine el grado de madurez en que se encontraba al momento en que ocurrieron los hechos que se le atribuyen cuando contaba con 16 años de edad, un requisito para determinar la reprochabilidad en el derecho adolescente.

“El Estado no puede decir dos años después que la adolescente es culpable sin saber cómo se encontraba en ese momento. Sin el test sicosocial todo el proceso es nulo”, explicó.

Esta desidia procesal fue atribuida por Moragas a las defensoras públicas Rut Contrera e Inés Estigarribia, quienes dejaron en total estado de indefensión a la adolescente e incluso actuaron a modo de fiscalas acusadoras.

RRVO está acusada de invasión de inmueble, asociación criminal y homicidio doloso en grado de complicidad. El fiscal Jalil Rachid la acusa de haberse mostrado con su hijo en brazos para generar un ambiente de confianza y tomar desprevenidos a los policías con el fin de realizar una emboscada. Rachid sustenta su teoría en que al llegar al llamado “punto cero”, Rubén Villalba hizo un gesto a la joven para que se retirara una vez lista la celada.

Fuente: E’a Periódico de Interpretación y Análisis, Lunes 21 de abril del 2014 – http://ea.com.py/el-juicio-del-caso-curuguaty-es-un-circo-montado-para-condenar-a-todos-afirma-abogada/

Comments

comments

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *