Fuertes declaraciones contra el Poder Judicial

icon-declaraciones-contra-el-poder-judicial

Heve Otero, directora de la Coordinadora por los Derechos del Niño y la Adolescencia (CDIA), afirma que el Poder Judicial sigue arrastrando esa “basura” que quedó de la época de la dictadura stronista con respecto al caso del niño LM, que la Corte Interamericana de DD.HH. dictó al Estado paraguayo una medida provisional.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), encabezada por la comisionada Dinah Shelton y de su primer vicepresidente, comisionado José de Jesús Orozco Henríquez, estuvieron en Paraguay para reunirse con la sociedad civil y autoridades del Estado paraguayo, recientemente.

Entre los casos que tienen ante el Paraguay también observaron el caso del niño LM, hijo biológico de Leticia Sandoval y Víctor Rodas.

LM fue entregado irregularmente en guarda provisoria a un matrimonio registrado en la lista de aspirantes a adoptar –a la ex jueza Elodia Almirón y su esposo Osvaldo Osorio– a pesar de que esto se encuentra expresamente prohibido por las leyes nacionales. Desde agosto del 2009 sus padres y abuelos reclaman la tenencia y custodia del niño.

Heve Otero, directora de la Coordinadora por los Derechos del Niño y la Adolescencia (CDIA) junto a la abogada Martine Lemmens del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), se reunieron con los representantes de la CIDH, ya que el Estado paraguayo aún no ha ejecutado las Medida Provisional.

A  raíz del dictamen del CIDH, la ministra de la Niñez y Adolescencia, Liz Torres, junto a su equipo técnico del Centro de Adopciones presentó una propuesta de relacionamiento con la familia de origen del niño LM.

“Nunca Paraguay tuvo Medida Provisional de la Corte Interamericana en ningún caso, es la primera vez. Ahora estamos esperando cómo va implementarse esta Medida Provisional, todavía no han dicho nada”, afirmó Heve Otero antes de responder algunas preguntas a nuestro diario.

–¿Qué nos dice este dictamen contra el Estado paraguayo?

–Lo que nos dice es que el Estado se equivocó al inicio, porque debería haber revocado la guarda cuando aparecieron los padres biológicos y la familia extensa y entregar a ese niño en el inicio, y todo esto no hubiera sido necesario.

El niño tenía 3 meses cuando podría haber empezado el vínculo con sus padres, es una pérdida de tiempo muy terrible para el niño, fundamentalmente. Tenemos que tener en cuenta que es un tiempo perdido de relacionamiento, es un daño que se le ha infligido y este es el punto que tenemos que resaltar, y que el Poder Judicial o el Estado no lo ha resaltado en su momento, y ahora se tiene un daño terrible que quedará en la historia.

–¿El Poder Judicial violentó los derechos de ciudadanos comunes?

–Una vez más el Poder Judicial muestra sus prácticas dictatoriales de la época stronista porque sostenemos que el Poder Judicial todavía es corporativista, hay tráfico de influencias, abuso de poder e impunidad, estas son las características de la dictadura, no debería ser ya de la democracia.

Entonces, lo que pone en manifiesto es que el Poder Judicial sigue violentando los derechos del ciudadano en este caso, los derechos de una madre con prácticas de la dictadura, del ciudadano común. Leticia es una estudiante, es una vecina, es una madre. No estamos hablando de gente de escasos recursos, estamos hablando de un ciudadano promedio paraguayo.

–El Estado paraguayo no cumple muchas veces con las medidas impuestas por la CIDH.

–Sería terrible. Una Medida Provisional es mucho más fuerte que una Medida Cautelar, es la Corte Interamericana que ordena no es la Comisión. La Corte Interamericana y sus medidas provisionales son vinculantes para el Estado; y por lo tanto tomó la obligación de respetar los derechos humanos, ratificó la Convención Americana, no hay manera de no cumplir. En general, todos los países cumplen porque es como romper un pacto, un consenso, un contrato pre-establecido.

Entonces es impensable e inimaginable.

Fuente: ABC Color. 14 de agosto del 2011 – http://goo.gl/Kwj6r

Comments

comments

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *